Una veterana del puesto de hortalizas

mercedesL.N.E. – La villa premia a Mercedes Fernández por su fidelidad al mercado local

Mercedes Fernández Álvarez, en su huerta de Castañedo. javier alonso

Grado,  Javier ALONSO

Grado celebra hasta el viernes las II Jornadas dedicadas al Mercado tradicional en la villa moscona, organizadas por la concejalía de Ferias y Mercados del Ayuntamiento moscón, presidida por Ámbar Álvarez.

Este año cuenta con la colaboración de la asociación Mujeres por Grado, quienes han sido las encargadas en esta edición de una maqueta en la que se ilustra cómo son los tradicionales puestos del popular mercado de Grado, en los que priman los productos más reconocidos de la rica huerta moscona y del resto de la comarca. La exposición se puede visitar hasta el viernes en horario continuo de nueve de la mañana a nueve de la noche, en el corredor de la Casa de Cultura.

Esta exposición es una de las principales novedades que se pueden ver en estas jornadas dedicadas al Mercado Tradicional en Grado. Pero, sin duda, uno de los actos más emotivos será el viernes, cuando la moscona Mercedes Fernández Sánchez reciba el premio por su fidelidad como vendedora en el mercado moscón.

Mercedes Fernández lleva desempeñando esta labor desde los 12 años. En breve cumplirá 76 años. Esta moscona, vecina de Castañedo, sigue exhibiendo sus excelentes productos hortícolas cada semana en el mercado.

Los productos de su puesto son recolectados por ella misma en su tierra. Mercedes Fernández trabaja con mucho mimo y esmero su huerta. Su empeño y trabajo durante años la han hecho merecedora del premio.

«No me esperaba recibir este premio, pero me siento muy orgullosa y agradecida al Ayuntamiento por fijarse en mí. Me gustaría compartirlo con todas las mujeres que, como yo, llevan muchos años vendiendo en el mercado de Grao», apunta.

La mujer hace balance de todos los años que ha pasado en el mercado. «Ahora es mas fácil llevar los productos, porque antes teníamos que cargar la mercancía encima de la cabeza», dice. Lo que no ha cambiado para Mercedes Fernández en estos años es su rutina: «Siempre me levanto a las siete de la mañana, no madrugo mucho. Pero también soy de las últimas en desmontar mi puesto».

Tantos años en el mercado dan para conocerlo a fondo. «No tengo una clientela fija, pero sí mucha gente, sobre todo de Oviedo. Me compran lechugas, patatas y repollos. Son los productos que más vendo. Antes sí ofrecíamos mayor cantidad de materia prima para vender, ahora pienso que no se ofrece tanta cantidad de productos, porque la gente que nos dedicamos a trabajar la tierra somos mayores. Me gustaría que la gente joven siguiera con estas labores», concluye.


Narcea«Debemos evitar más muertes en desembalses», afirma la familia del joven ahogado en el Narcea

El hermano de Roberto Sanjuán logra que un juzgado moscón reabra la investigación por el fallecimiento del pescador
La Asociación Las Mestas del Narcea reclama que se avise de la apertura de las presas, «un peligro evidente»

El río Nalón, a su paso por el concejo de Pravia, durante una riada. vicente díaz peñas

Grado, V. DÍAZ PEÑAS

El Juzgado de instrucción de Grado ha reabierto el caso del joven bilbaíno de 28 años que murió arrastrado por la corriente cuando pescaba en el río Narcea, junto a su hermano, en el coto La Llonga, en Belmonte. Así lo confirmó ayer la familia de Roberto Sanjuán, fallecido en mayo de 2007. Como explicó su hermano, Óscar Sanjuán, se ha conseguido reabrir el caso después de que el juez lo cerrara hace más de un año. Ahora se está tomando declaración a los testigos, entre ellos el propio Óscar Sanjuán, quien pescaba con su hermano el día de la tragedia.

El hermano de Roberto Sanjuán señaló que durante el tiempo transcurrido desde su muerte ha estado cogiendo fuerzas y recopilando información sobre lo ocurrido. Para ello se puso en contacto con la Asociación de Pescadores Las Mestas del Narcea y tuvo conocimiento de otras muertes similares en el río. De ahí que desee un fallo que acabe con los desembalses indiscriminados. «Lo que buscamos es, únicamente, que no se vuelvan a producir más accidentes y desgracias como la que nos sucedió a nosotros. No es el primer caso de pescadores que mueren por los desembalses, por lo que esperamos que acaben estas prácticas o que se avise de las sueltas de agua», apostilló.

El pescador vasco apuntó que su hermano y él ya habían estado pescando anteriormente en Asturias. Con una amplia experiencia en el mundo de los ríos, ambos habían pasado jornadas enteras en todas las provincias del norte de España. En una de ellas, en Huesca, ambos tuvieron ocasión de comprobar cómo el río se encontraba provisto de sirenas para avisar a los pescadores de los desembalses. Ahora, su lucha pasa por evitar más tragedias demostrando que aquel fatídico día hubo una importante suelta de agua en el Narcea.

Óscar Sanjuán y su hermano acudieron el 14 de mayo de 2007 al coto salmonero de La Llonga. El día anterior, como rememora el bilbaíno, habían estado inspeccionando la zona y, sobre las ocho y media de la mañana, se metieron en el río. Él se quedó en la orilla y su hermano cruzó cuando el agua le llegaba por las rodillas. La mañana transcurrió tranquila, pero al mediodía, cuando su hermano decidió regresar, ya no supo más de él. «Cuando volví a mirar para él, ya no estaba. Me di cuenta de que el río bajaba más alto e, incluso, con ramas y árboles, lo que hizo preocuparme. Fui a ver si lo localizaba desde un puente cercano, pero no hubo suerte», evoca. Todavía con el dolor en el cuerpo, asegura que sólo quiere una cosa: que la muerte de su hermano sea la última.

La Asociación de Pescadores Las Mestas del Narcea, que agrupa a la mayoría de los ribereños de la comarca del bajo Nalón-Narcea, ha acogido con satisfacción la reapertura del caso del joven pescador bilbaíno muerto en el Narcea. El presidente de la entidad, Celestino Pérez García, considera que el litigio puede ser «un primer paso» para que se acabe de una vez por todas con los desembalses indiscriminados y sin aviso, algo por lo que llevan peleando varios años.

La asociación, que mostró su apoyo a la familia del joven bilbaíno muerto en mayo de 2007 y colocó pancartas en la zona criticando los desembalses, expresó la necesidad de evitar más sucesos como éste. «No es lógico que el nivel del río pueda llegar a subir hasta un metro sin aviso y de un momento para otro. Es un peligro evidente que debería evitarse», puntualizó Pérez.

Las Mestas del Narcea ha propuesto la instalación de sirenas a lo largo del cauce que avisen a los pescadores de las sueltas de agua. De esta manera se evitarían sorpresas, aseguran. Ésta sería la opción más apropiada a juicio de los pescadores, aunque tampoco descartan que se publiquen semanalmente los horarios de desembalses para darlos a conocer tanto a los ribereños como a los foráneos que acuden al Narcea para pescar. Según apuntó el presidente de la asociación, sería muy positivo que el propio Juzgado instase a quien competa a la señalización de los desembalses. «Son suposiciones, pero un fallo de estas características evitaría más muertes similares. Por eso vemos con buenos ojos la reapertura del caso. Además, la instalación de sirenas de preaviso no supondría una gran inversión para las empresas», explicó Pérez García.

Comments are closed.